Partido del Cacereño

El Cacereño quiere el ascenso

El Cacereño quiere el ascenso y la ciudad de Cáceres también quiere el ascenso. Por ello lucharán a partir del próximo Domingo ante su partido ante el Coria, en el que deberán ganar para poder jugar la final una semana después.

Los jugadores, de la mano de Julio Cobos, se están preparando para poder conseguir, cuatro años después, el ansiado ascenso a Segunda División B.

Mal inicio liguero

Cuando terminó la temporada con otro fracaso en la fase de ascenso, el Presidente Carlos Ordoñez y el Director General Luis Puebla, se pusieron manos a la obra para hacer la plantilla que consiguieran el ansiado ascenso a Segunda B.

Para ello se confío en la experiencia de un hombre que ya estuvo en otras etapas en la categoría de bronce, quedando un buen sabor de boca. Ese hombre es Julio Cobos, el hombre que tiene que llevar al Cacereño a la tercera categoría del fútbol español.

Se ficharon grandes jugadores de la categoría como Teto, Ezequiel, Javito o Murci entre otros. Jugadores de superior categoría para hacer un equipo campeón.

Pero el equipo no tuvo un buen inicio liguero. Le costó al equipo de Julio Cobos coger el aire a la categoría. Se perdieron los dos primeros encuentros y no fue hasta el tercero, ante el Llerenense, cuando se ganó el primer partido. Parecía que el equipo iba a tirar para arriba, pero aún así el Cacereño no llegaba a cuajar.

El Villanovense se puso enseguida con 10 puntos de ventaja, el Moralo y el Coria, sus principales rivales a priori, también se alejaban en varios puntos de distancia cuando solo se llevaban cinco partidos jugados.

Punto de inflexión ante el Villanovense

En esto se llegaba el partido en el que el Cacereño se jugaba su primera final. Fue ante el líder Villanovense, y ahí sí, el Cacereño dió la talla de equipo grande venciendo a todo un Villanovense que contaba los partidos por victorias y goleando.

Ese partido fue el punto de partida para los de la carretera de Salamanca. A partir de aquí el equipo empezó a ganar y, en su contra, el equipo serón no conseguía ganar, por los que el Cacereño se empezó a acercar en puntos y empezó a ganar puestos hasta que llegó a ser líder.

Aunque hubo algunos partidos que se perdieron puntos, que al final han sido decisivo, como el encuentro ante el Racing Valverdeño, en la que sólo pudo sacar un empate, el equipo iba a más ganando con solvencia sus encuentros.

Pérdida del liderato en la segunda vuelta

Gracias a la victoria del Diocesano ante el Villanovense el equipo verde se colocó como primero al finalizar la primera vuelta. En la segunda vuelta, el conjunto cacereño se reforzó con Iván Agudo que venía a sustituir a Dani Muñoz que no terminó de convencer al técnico de Valdehornillo.

Con el partido aplazado ante el Aceuchal, debido a la Copa del Rey, el conjunto Cacereño perdió el liderato que cayó del lado del Coria.

En está segunda vuelta el equipo le costaba más ganar, pero el espirítu competitivo y la experiencia de los jugadores le hacían sacar los partidos adelante.

Pero en esto que llegó el Villanovense, en su mejor estado de forma, y le devolvió a los verdes la victoria de la primera vuelta por lo que perdió toda opción de llegar al primer puesto y más cuando llegó la pandemia del covid-19 y se paralizó todo la liga.

Este parón ha sido un lastre para los hombres de Cobos que ahora deberán ganar los dos encuentros para ser equipo de Segunda B y además no podrá contar con uno de sus mejores jugadores como es Teto, que con cinco tarjetas deberá estar en la grada ante su ex equipo.

Imagen de un partido del Cacereño
Imagen de un partido del Cacereño

Gran Copa del Rey

Julio Cobos ha demostrado muchas veces que la Copa del Rey le viene como anillo al dedo. Lo demostró en el Cacereño que pudo eliminar a todo un semifinalista de la Champions League como era el Málaga de Pelegrini.

Lo siguió demostrando con el Villanovense que llegó a jugar ante todo un Barcelona en el que consiguió empatar a 0 en Villanueva de la Serena.

Y lo ha vuelto a demostrar, una vez más en el conjunto verde, derrotando a todo un Alcorcón, que sólo ha perdido está temporada una vez fuera de su casa una sola vez y el partido de Copa ante el Cacereño.

El siguiente rival para los verdes era todo un equipo de Primera División como es el Eibar. Los de Mendilíbar llegaban a Cáceres con muchos titulares en el césped, cada vez mejor del Príncipe Felipe, para enfrentarse al Cacereño.

El Cacereño se puso por delante en el marcador y le hizó sufrir mucho al Eibar que sólo la suerte y la calidad de sus jugadores le dieron la vuelta al marcador. Pedro León, desde lejos, cuando faltaban apenas diez minutos para acabar puso el empate a 1. Pero la maldición verde llegó en el tiempo de descuento, cuando las pobladas gradas del Príncipe Felipe, esperaba una prorroga que hicieran soñar a los cacereños con pasar de ronda.

Pero una jugada desafortunada del Cacereño tras una contra del equipo armero hizó que el Capitán verde se hiciera un autogol que valió la derrota verde y el pase del equipo de Primera División.

Pero el Cacereño no perdió ese partido, sino que ganó a toda una afición que llevaba muchos años dando la espalda al equipo verde. Ese partido recordaba muchos años anteriores cuando se veían la gradas llena de aficionados verdes animando al equipo de su ciudad. El campo estaba completamente lleno.

Y eso quiere los directivos verdes que esa afición que estaba perdida vuelvan cuando se consiga el ascenso a Segunda B, como quieren este año.

Está Copa del Rey pudo pasar factura a los jugadores verdes que tuvieron unos partidos muy espesos debido al desgaste de la Copa.

Partidos amistosos

El Cacereño, como lo hacen el Badajoz, el Coria y el Villanovense, están jugando partidos de preparación para la fase de ascenso.

El Cacereño lleva ya tres partidos, con una victoria, un empate y una derrota.

Empezó el conjunto verde jugando en Badajoz ante el equipo local. La cosa no fue nada bien cosechando una derrota por 4-0 ante todo un aspirante a jugar la temporada que viene en la Liga Smartbank y sustituir al Extremadura, que acaba de descende a la categoría de bronce.

El siguiente rival verde fue en Cáceres, todos estos partidos a puerta cerrada, ante todo un líder de su grupo el Zamora. El equipo cacereño dió buena cuenta de los zamoranos y ganaron el partido por 3-0 con goles de Marcos Torres, Iván Agudo y el Capitán Alberto Delgado.

El último partido disputado por los verdes fue el pasado Jueves ante todo un Campeón de su grupo, el Linares, y en su estadio Linarejos, campo de mal recuerdo para los extremeños ya que fue allí donde los cacereños perdieron la categoría. Ese encuentro acabó con empate a 3 con dos tantos de Iván Agudo, que ha vuelto como un tiro del parón liguero y el central Carlao hizó el tercero.

El Cacereño en números

Jugadores con más minutos: Bernabé con 2205 minutos, Carlos Andújar 1976 minutos, Teto 1949.

Goleadores del equipo: Murci con 12 goles, Ezequiel con 10 y Marcos Torres con 9 tantos.

Jugadores con más tarjetas amarillas: Carlos Daniel con 8 tarjetas amarillas, Rubén Sánchez con 6 y Carlao, Teto y Ezequiel con 5 amarillas.

¿Quieres la Camiesta de la Selección Española que ganó el Mundial 2010?
La Federación Española de Fútbol, con motivos del décimo aniversario de la mayor gesta del fútbol español, ha puesto a la venta la camiseta que llevó el combinado español en la final ante Holanda, ¿Quieres la tuya? Pulsa en el enlace para comprarla:

Comprar en Amazon

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *